PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN.

En este despacho les atenderemos en los diversos servicios que prestamos.

¿Necesito un psicólogo?

Divulgación - 16/09/2015
¿Quién no se hace esta pregunta antes de llamar? En este artículo te propongo algunas preguntas frecuentes que podemos hacernos antes de encarar un proceso terapéutico. Espero te puedan ayudar a resolver algunas dudas.
¿Quién no se hace esta pregunta antes de llamar? En este artículo te propongo algunas preguntas frecuentes que podemos hacernos antes de encarar un proceso terapéutico. Espero te puedan ayudar a resolver algunas dudas.

De inicio, saber que  los psicólogos nos encargamos del sufrimiento emocional, es decir, de todo lo que nos provoca malestar sin que se localice en una parte de nuestro cuerpo (llámalo ‘física’). Por lo tanto, si sufres por el motivo que sea, podemos trabajar juntos para ayudarte a manejarte con este sufrimiento. 

¿Qué problemas consulta la gente? 

Las consultas pueden ser tan variadas como personas existen. Las dificultades pueden surgir en cualquier ámbito de la vida: pareja, familia, estudios, trabajo, relaciones sociales, relaciones sexuales… ¿qué síntomas podemos notar? Tristeza, desgana, ansiedad, inquietud, problemas de sueño, ideas repetitivas, sensación de poca valía, ira… en general alteraciones del estado de ánimo que provocan malestar constante e influyen en nuestra vida cotidiana intrusivamente.        

¿Qué es hacer terapia? 

Hacer terapia es comenzar un camino en el conocimiento de uno mismo. Uno siempre piensa que sabe cómo es, pero nuestra vida nos lleva a enfrentarnos con todo tipo de retos. Nunca sabemos cómo puede afectarnos eso. Muchas veces estas experiencias nos enriquecerán y otras nos sorprenderán, incluso pueden dejarnos un poco desorientados. La terapia nos resitúa en nuestro camino, nos da vías opcionales y nos proporciona herramientas para continuar haciendo nuestro trayecto. El psicólogo y el paciente nos acompañamos durante una parte del camino. 

 ¿Cómo funciona la terapia? 

La mayoría de la gente cree que los psicólogos ‘cambiamos’ a las personas, hacemos que se conviertan en alguien diferente, pero eso no es así. Aunque tengas un problema no por eso tú eres un problema. Nos encargamos de buscar aquello que no funciona bien y encontramos la solución que más te convenga conjuntamente. Pequeños cambios suponen a veces grandes diferencias. 

¿Sabrá el psicólogo cómo solucionar mi problema? 

Un psicólogo es una persona experta en unas técnicas terapéuticas  y unas teorías sobre el ser humano, pero no tiene ‘el gran libro de las respuestas’. Lo que sí sabe un psicólogo es cómo ayudarte a ayudarte a ti mismo. El experto en lo que deseas para tu vida eres tú (aunque a lo mejor todavía no lo sepas).

¿Cuánto tiempo me va a llevar solucionar mi problema? 

No hay respuesta a esta pregunta, depende del tipo del problema, del tiempo que lleve instalado y de la disposición que tengas a trabajar en él. Hay que tener en cuenta que algunos procesos llevan un curso natural donde el tiempo también juega un papel muy importante (por ejemplo una pérdida). Además hay que tener en cuenta cuanto tiempo llevamos construyendo este problema, porque ahora hay que ‘deshacerlo’. Establecer nuevos hábitos requiere de aprendizaje y cada persona tiene un ritmo y facilidad diferente. 

¿Me va a tomar en serio sea cual sea mi problema? 

Por supuesto. Si tú lo estás pasando mal, está claro que lo que te pasa es muy importante. Un psicólogo jamás juzgará lo que un paciente le explique. No forma parte de nuestro trabajo decidir qué es bueno o malo, que es correcto o incorrecto o sí algo se debe hacer de un modo o del contrario. Un terapeuta no debe aconsejar, sino ayudar a sacar conclusiones y a comprender mejor los problemas.

¿Qué se hace en una sesión? 

La terapia se basa sobretodo en la conversación, paciente y terapeuta trabajamos en la construcción de significados (comprenderse mutuamente); en mi caso, trabajo con diversas técnicas creativas que provienen de las diferentes escuelas en las que me he formado. Las técnicas son maneras de llegar a conocimientos nuevos y se negocian con el paciente. Intento buscar aquellas tareas que sean más acordes con la persona y lo más agradables posibles. Siempre eres tú quien decides cuanto te quieres implicar. 

¿Es lo mismo que vaya a un psiquiatra? 

Generalmente no. Aunque hay psiquiatras que también son psicoterapeutas, normalmente se dedican a cuestiones más fisiológicas, que incluyen medicación en la mayoría de los casos. Los psicólogos valoramos trabajar conjuntamente con ellos si la situación lo requiere, pero no es imprescindible en la gran mayoría de los casos. 

Iniciar un proceso de terapia siempre es una decisión delicada y muy personal. Confío que esta información te pueda ayudar a resolver algunas dudas. De todas formas, para cualquier consulta, no dudes en pedir una primera visita de valoración donde podamos hablar más tranquilamente de lo que te preocupa y puedas consultar de forma personalizada. 

“Sólo cerrando las puertas detrás de uno, se abren ventanas hacia el porvenir.” (F. Sagan)


Silvia Rodríguez Díez

Psicóloga y psicoterapeuta (col. 16572)


Carrer Cartagena 243, 6è 4a.
CP: 08025, Barcelona
Tlf: 625 584 945
info@rumbpsicoedu.com


Inscrito en el Registre de Centres, Serveis i Establiments Sanitaris: E08597394
facebook
twitter
linkedin