PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN.

En este despacho les atenderemos en los diversos servicios que prestamos.

Servicio dirigido a las personas que tienen dificultades para resolver sus conflictos y llegar a un acuerdo.

La coordinación de parentalidad


¡Separarse como pareja no implica dejar de ser padres¡
Mediante la coordinación de parentalidad, ayudamos a las partes en un proceso de divorcio altamente conflictivo a mantener una comunicación eficaz respecto al desarrollo de los acuerdos sobre sus hijos.

La mediación. Facilitador de acuerdos


A través de la mediación ayudamos a las personas a resolver sus conflictos, facilitando acuerdos reales y duraderos.

La coordinación de parentalidad

En algunas familias donde se ha producido una separación/divorcio, nos encontramos con dificultades posteriores para mantener entre los progenitores una relación satisfactoria para el bien de sus hijos. En estos casos las posibles dificultades que surjan a posteriori de esa interrupción de la convivencia se acaban judicializando. Esto conlleva de manera inequívoca que los hijos padezcan esta situación, que puede llegar a alterar su desarrollo psicológico en función de la edad que tengan.

La separación de la pareja con hijos implica una nueva forma de comunicación de los adultos sobre la educación y el bienestar de estos.

El trabajo de expertos en estas situaciones, hizo posible en la década de los 90, que en EEUU, se creara la Figura del Coordinador de Parentalidad.

Además podemos ofrecer:
Asesorar al progenitor para preparar un Plan de parentalidad, teniendo en cuenta las peculiaridades y necesidades de los hijos y de la familia.

Este plan se incluirá en el convenio regulador que prepara el abogado/a para que sea homologado en el juzgado.

En caso de que existiese controversia con la aceptación del Plan podemos realizar la Mediación para lograr un Plan de parentalidad satisfactorio para las dos partes.


La medición. Facilitador de acuerdos

Es un recurso para en la resolución de desavenencias, su objetivo final es llegar a un acuerdo entre las personas.

Un proceso que está orientado al futuro, es decir, su finalidad es que el acuerdo al que lleguen aquí lo cumplan y que sea duradero.

La Mediación es voluntaria y confidencial; el mediador no toma partido por ninguna de las partes.

Su función es ayudar a las personas a encontrar vias de comunicación que les permitan llegar a una solución satisfactoria para ellos.

La mediación puede ser eficaz en:

  • Desavenencias entre empresas
  • Dificultad en la relación de pareja / matrimonial.
  • Problemas en el proceso de separación / divorcio con hijos.
  • Conflictos entre vecinos por cuestiones de convivencia.
  • Problemas entre padres e hijos.
  • Desacuerdos entre compañeros de trabajo.
  • Conflictos entre hermanos y familiares por temas de herencias.
  • Problemas entre socios de la empresa.

Los Estados Unidos tenían una fuerte tradición la resolución de conflictos de manera alternativa a la justicia estatal, así la Medición va tomando forma y en los años 30 se utiliza para resolver conflictos laborales en la época de “La Gran Depresión”.

A partir de los años 70 en EE.UU. , Canadá, Reino Unido, Alemania y otros países se aplica a la esfera de los conflictos familiares. De aquí se fue extendiendo por el resto de Europa y Latinoamérica. España recibió las influencias de Francia, Argentina y Estados Unidos.

La Mediación llega a España en los años 80, utilizándose en el ámbito privado en los conflictos familiares a partir le la aprobación de la “ley del divorcio”. A partir de los años 90, la mediación se va introduciendo en los ámbitos penal juvenil, escolar, comunitaria, etc.

Carrer Cartagena 243, 6è 4a.
CP: 08025, Barcelona
Tlf: 625 584 945
info@rumbpsicoedu.com


Inscrito en el Registre de Centres, Serveis i Establiments Sanitaris: E08597394
facebook
twitter
linkedin